Teléfonos Pedidos:
4519-6199/6185
Celular Pedidos: (011) 15 5466 4512/4434
Institucional: (011) 15 5466 3797

NOVEDADES
En esta nota te contamos el origen de esta frase y lo nuevo que se viene en COECO conocé las Milanesas de carne rebozadas con pan orgánico o pan blanco... aqui te contamos todo

La Verdad de la milanesa

Fecha: 13/04/2017

La verdad de la milanesa
Surge del eterno debate sobre el origen de este plato tan característico en la Argentina.

Al principio, se aceptaba que la carne empanizada nació en Viena, ya que un clásico de la cocina austríaca es el schnitzel, muy parecido a una milanesa. En 1948, el mariscal austríaco Radetzky, enviado al norte de Italia para frenar la rebelión contra los Habsburgos, descubrió en Milán la receta original, la de los lombardos, que preparaban un escalope, impregnado en huevo y pan rallado y frito en manteca. Radetzky regresó a su país con la novedad de la receta mucho más antigua que la del wiener schnitzel. De esta manera comenzó la controversia sobre su origen. Luego, intervinieron los alemanes, que presentaron un manual de cocina berlinesa de 1838, en el que describían la técnica de empanizar la carne. También ellos reclaman la paternidad de la milanesa. 

Asi que en COECO rendimos Honor a un plato tan antiguo y disputado en el mundo, por eso con tu proximo pedido:
- Bandejas preparadas para frezeer con separadores
- Contenido: 1 kg de Milanesas de carne MOO de novillo de campo organico certificado!!
- Cortes: Nalga, cuadrada, bola de lomo o peceto
- Rebozadas en pan orgánico o pan rallado blanco!!
Que más se puede pedir!! :)   listas, practicas con separadores y aptas frezeer!! por supuesto la verdad de la milanesa es que el corte sea tierno y cuanto menos grasa mejor, por eso nuestras milanesas son de MOO.
Esperemos que les guste tanto como a nosotros!!

Ahh y no nos podemos ir sin ANTES 
¿Un dato más? La tradicional milanesa a la napolitana sí es un invento argentino. Es propiedad de José Nápoli que tenía una fonda frente al Luna Park. En un acto de creatividad, utilizó jamón, queso y salsa de tomate para disimular unas milanesas que se le habían pasado del dorado habitual a un joven e inexperto cocinero. Primero la bautizó "milanesa a lo Nápoli", que luego devino en la suculenta y tentadora napolitana!!
¿Quien quiere?